santa priscila santa priscila

Industrial Pesquera Santa Priscila consolida su compromiso con la comunidad.

Desde el inicio de sus operaciones, Industrial Pesquera Santa Priscila S.A. ha sido una organización comprometida con su política de responsabilidad social, tanto interna como externa. Aun así, en los últimos meses, la empresa ha dado pasos importantes para aumentar todavía más el nivel de compromiso con el bienestar de las poblaciones aledañas a las plantas de proceso y camaroneras.

Santa Priscila ha dedicado atención especial a las comunas de Tugaduaja y Engunga, que son las dos comunidades más cercanas a las camaroneras de Chanduy y Pañamao, ubicadas en la provincia de Santa Elena, que pertenecen a IPSP.

Durante el mes de noviembre, se llevaron a cabo talleres en Tugaduaja y Engunga con el propósito de socializar el impacto ambiental de la biodiversidad. Realizados por el biólogo Manuel Arellano, los talleres ofrecieron una oportunidad de dar a conocer a los habitantes de las comunas la variedad de especies, tanto de flora como de fauna, que vive en la zona. También se pudo exponer el plan de manejo ambiental que tienen las camaroneras y proponer las correspondientes medidas preventivas y/o correctivas para la conservación y protección de la biodiversidad existente.

Además de los talleres que se ofrecieron a las comunidades, se hizo una donación de 20 computadoras para el aula de sistemas de la escuela de Tugaduaja. Esto ha servido para que los niños de la escuela reciban instrucción básica en el manejo de los programas más comunes, algo que les servirán más adelante cuando tengan que salir a buscar trabajo o ingresar a programas de estudios superiores.

Además, una iniciativa que Santa Priscila ha comenzado es la implementación de centros de abastecimientos o los llamados "punto de ventas" de sus productos elaborados y procesados. El objetivo de esta iniciativa es poder ofrecer camarón y tilapia a la comunidad más cercana a las instalaciones a un precio económico. Estas comunidades normalmente no tienen acceso a la compra de estos productos a menos que acudan al mercado en horas de la mañana, lo cual es difícil para la mayoría. Ahora, de esta manera, la población cercana tiene acceso directo a comprar mariscos de alta calidad sin tener que madrugar ni desplazarse a una larga distancia. Además, los trabajadores de la empresa tienen un descuento adicional en la compra de estos productos.

El primer establecimiento se inauguró el año pasado en la planta de proceso ubicado en el kilómetro 5,5 vía a Daule, en Mapasingue Este. Ha tenido una gran acogida y varias personas de los barrios cercanos compran pescado y camarón en este punto de ventas. Tal es el caso del joven Edison Burgos, de 14 años y residente del cercano barrio "Cooperativa 27 de enero", que llega todos los días por la tarde para comprar media libra de camarón. "Compro todos los días para ayudar a mi mamá a hacer tortillas de camarón y después venderlas en el barrio", cuenta Edison. Él dice que el poder tener acceso a los productos de IPSP a un costo asequible le ha permitido colaborar con la actividad económica de la familia.

El administrador del establecimiento, el ingeniero Edison Chuchuca, afirma que los clientes no solo están atraídos por la calidad de producto que se ofrece, sino también por el excelente servicio al cliente. "Todos los días nos esforzamos por dar lo mejor de nosotros con respecto al cliente", afirma el Ing. Chuchuca. "Y hemos visto como nuestros clientes valoran el servicio y buen trato que reciben aquí, además de un producto de alta calidad. De esta manera, sentimos que estamos aportando nuestro granito de arena al servicio de la comunidad".

           Regresar